Scan 080116_edited

#Agosto

Pienso en este mes y entra una rara nostalgia. Recuerdo la destreza de Papa sacándole punta a los lápices Mirado número dos que guardaba con celo dentro de la cartuchera –no se me fueran a arruinar esas puntas increíblemente afiladas por algún desatino.

A-Broken-Heart-Can-Be-Deadly-722x406

#Cantando

No me quedó más remedio que cerrar los ojos y flotar sobre el mar que antes me parecía divino y ahora se me presentaba traicionero. Los demás, mirándome desde el bote de donde había caído, aguantaban la respiración.

Ck3OmKnUoAAGbh_

#SeAcabóLaGuachafita

No. No, no, no, no. Se acabó la guachafita. ¿Qué es lo que pasa? ¿Por qué lloran por mí?

No. Ustedes saben que no me gusta verlos así, destruidos. ¡Jaaaamásss!

Sí, yo sé. El dolor. Lo viví mientras estuve allí, entre ustedes. Pero ustedes me conocen…  Me gusta reír, me gusta cantar, como ahora…  Porque sigo viviendo aunque de otra manera, mucho más libre. Para estar con ustedes cuando más me necesiten.

Está bien, lo sé. Quizás debí despedirme. Me fui así, rápido, sin tiempo para pensar. Tenía que hacerlo. Aunque les pareciera demasiado pronto. ¿Pero saben una cosa? Me fui feliz. Porque fui feliz. Y soy feliz. Aquí en este lugar donde todo es bello –porque déjenme decirles: todo es bello— aprecio la grandeza de tantas experiencias que compartimos juntos cuando estuvimos allí, en el mismo lugar… No me puedo quejar. No. Para nada.

Ahí están ustedes, mi familia. Mis papás, Iris y Pedro, mis hermanos, los que nacieron después de mí y compartimos la misma sangre, y los otros, los que escogí por el camino… Les veo llorar y sé que ese dolor es muy grande. Lo sé, Mami, porque te siento: tus oraciones llueven a mi lado como pétalos de una luz indescriptible. Mamita, si pudieras ver cómo caen todas tus bendiciones a mi alrededor: no hay una sola que no me cubra. Gracias por tanto, Mami.

Y tú, Papi, mi gran hombre valiente, sé que lloras cuando no te ven, para que Mami no sufra, para que mis hermanos no te vean decaído…  Si tú supieras, Papi…  En ese momento de confusión, cuando ya todo era inevitable, no te puedo negar que mi cuerpo humano sintió miedo: el ruido, los gritos, la gente…  Tan pronto llegó el momento de partir, fui de los primeros. Mmjmm. Así mismito: en la fila de adelante, pa’ que nadie me contara. Como tenía que ser, Papi. Como me enseñaste a enfrentar la vida, a meterle el pecho a todo, porque el mundo es de quien se atreve… No podía fallarte. Nunca te fallé. Jamás.

Ustedes, mis hermanos –los de sangre y los otros, los arrimaos…  Cuánto los amé cuando estuvimos juntos… Cuánto nos reímos…  ¡Cuánto bailamos! Y cuánto los sigo amando desde aquí. No estén tristes, ¡¡¡por favorrrrr!!! Vamos, vamos, arréglense, séquense esas caras, vamos…  Todo el mundo tiene que estar set. Vamos. Eso eeees. Así me gusta. No quiero llanto, no quiero caras tristes. Mira tú, ¿qué es ese make-up regao? No, mamita, no: vamos, vamos, arréglate. ¡Dale, dale, mija! ¿Qué te pasa?

Eso. Así me gusta. Todo el mundo bello, feliz, sonriendo como yo ahora que les miro desde este lugar y les amo mucho más de lo que pueden suponer. El amor que se siente aquí es tan puro y tan inmenso que ni les puedo empezar a contar. Ya les tocará un poquito cuando vengan aquí a encontrarnos.

Porque no se crean que no nos vamos a encontrar…

Porque el amor nunca muere. Solo cambia de forma.

Porque la luz no se apaga. Solo se ve diferente.

Porque la alegría no cesa. Al contrario, es tan eterna como yo y como todos. Cada vez que me recuerden, que sea con alegría. Por favor. Hasta que nos volvamos a encontrar.

Mientras eso pasa, aquí estoy con ustedes. Hablándoles al oído. Moviéndoles el corazón. Abrazándoles en la oscuridad. Protegiéndoles en el camino. ¿Habrá alguna diferencia? Bueno, okey, ahora no me ven. Pero me sienten. Sobre todo tú, Mami. Siempre estoy contigo. Siempre. Y a ti, a Papi, a mis hermanos, a todos, les envío este amor que es tan grande que baila con ustedes cada vez que les dé el viento, que ríe y goza y celebra cada vez que se junten en mi nombre, cada vez que escuchen una canción y recuerden mis loqueras. Créanme: este amor les llegará de todas las formas posibles.

Siempre bello, como es. Como tiene que ser.

Y ya. La vida sigue. No no no, Javi no quiere llantos ni mocos ni nada. Vamos, vamos, qué es eso, no señor. Se acabó la guachafita. Harvey Marie George Kings Meléndez Santiago González Padín Ramírez College dice hasta luego.

¡Gracias por venir!

Patiflaco

#Patiflaco

No más de recordar los suspiros entusiasmados de Mónica, el rojo encendido de sus cachetes y el brillo intenso de sus ojitos, siento alegría profunda al revivir el primer enamoramiento a lo adivino, ése que se guarda en el cajón de la memoria con absoluto celo.

foto del 12

#Veldolaga

Te abracé apretao al despedirnos y cuadramos un junte para el Prosecco largamente postergado. La promesa quedó suspendida en el aire, confiados ambos en que nos volveríamos a ver…